Autorretrato de un murcielago.

Filed under: - Autorretrato — Kattia M. at 1:17 pm on Viernes, julio 16, 2010

Me llaman Kattia, tengo dos edades, quince años más catorce.

Si, suman veintinueve ¿Por qué no veintinueve directamente?

Porque no es así de simple, veintinueve es un número que no me define como persona que lleva de tiempo en este mundo.

Con quince años cambió de rumbo mi vida y salí del nuevo continente para sumergirme en la frialdad del antiguo pero rico continente.

Llegué el 1 de diciembre, jamás había experimentado un frío tan tenaz, solo traía en mi maleta un jersey dos tallas más grande, así que tuve que ir a pedir que me regalen uno en una parroquia, ya de paso, volví con una bolsa entera.

Cuando dos años más tarde, logré matricularme en el instituto, escribí un par de relatos cortos, que en mi clase gustó tanto, que me denominaron la nueva Isabel Allende, desde entonces, me apodo muchas veces, La hija de la fortuna.

Así me siento, me siento la hija de la fortuna.

Una muchacha alegre, de piel morena, ojos que lo dicen todo, labios gorditos que dan besos de nubes dulces, un alma que danza a ritmos africanos y orientales.

Luchadora, con ganas de aprender y el sueño de un día lograr escribir un libro.

También soy un murciélago humano.