EL CAMINO DEL INFIERNO

Filed under: Creatividad - Segundo ejercicio — cc at 10:46 am on Lunes, agosto 30, 2010

Nevó durante toda la tarde por fin paró un poco y salí a la calle. Pero no había forma de caminar sin dejar huellas. Me encontrarías. Entonces llegó ella con su flamante coche rojo y oliendo a puta barata.
Entró en tu casa por la puerta principal y yo aproveché las rodadas de su coche para alejarme. Puse cuidado en tapar la nariz con su pañuelo para que no cayeran las gotas de sangre sobre la nieve.

Me alejé del lugar procurando no ser visto.
Sentía martillear la cabeza mientras el frío me helaba las mejillas.
Al llegar al pueblo más cercano lo encontré desierto a pesar de que era pleno día. Todos los establecimientos permanecían abiertos. Pero…
-¿Dónde estaba la gente?.
Entre en un bar cercano, sobre la barra se podían contemplar las bebidas como acabadas de servir.
Me aproxime a la nevera que se encontraba en la cocina, en la parte trasera. Al abrirla el terror recorrió toda mi columna vertebral helándome la sangre. En su interior perfectamente envueltos en plástico transparense te podían ver toda una colección de restos humanos, así como varias cabezas que habían sido cortadas limpiamente de un tajo, al lado de estas descansaban cuatro ampollas de sangre roja y espesa.
-¡La epidemia se había extendido hasta aquel lugar y no debía salir de él!
Anochecía, tenía que darme prisa. Recorrí el recinto buscando aquello que me permitiera llevar a cabo mi plan. Por fin lo halle, en el garaje sobre una estantería se apilaban las latas de gasolina. Me dispuse a realizar la labor meticulosamente.
En unas horas todo el pueblo ardía como una gran antorcha que iluminaba el cielo nocturno.
Tanto él como ella divisarían el fuego pero no me importaba, ya no podían detenerme.
Continué caminando en la oscuridad sin rumbo fijo. Atrás quedaba el olor nauseabundo de aquellos monstruos sedientos de sangre. Entonces apareció ella envuelta en un transparente velo que dejaba al descubierto toda la belleza de su piel sin vida. Tomé la última lata de gasolina guardada para la ocasión en la mochila que colgaba de mi hombro arrojándola ante sus pies de nieve. Después lance el cigarrillo que ardía entre mis labios, en unos segundo los gritos infernales y el olor a quemado se extendió en la oscuridad de la noche.
Sabia que el lugar de donde provenía, aquella casa de la que yo había huido era un reguero de muerte y que en su interior albergaba un cadáver sin alma y sin vida.

CUERPO DE VIENTO

Filed under: Creatividad - Primer ejercicio — cc at 10:34 am on Lunes, agosto 30, 2010

Sentía el abismo bajo los pies, el aire recorría cada centímetro de su cuerpo acanelado. Las pupilas oscuras permanecían fijas en un punto concreto del cielo azul y limpio del atardecer.
Intentaba descifrar si se trataba de una alucinación óptica o si era algo tan real como su propio cabello jugando con las gruesas cuerdas del columpio.
Las letras continuaban dibujándose como el humo blanco y esponjoso:
-GALLINA SUBE MÁS ALTO
Cada vez se sentía más cerca de la nada, ahora las letras formaban un círculo perfecto que contenía en su interior el infinito.
Los recuerdos se agolpaban en su mente, la tierra cálida donde nació y aquel experto de la vida como una lámpara en la noche, su abuelo, hombre sabio y generoso que un día puso entre sus manos el tesoro de los murciélagos diciéndole:
-Guarda este libro en tu corazón pertenece a la familia de la fantasía, no olvides jamás usarlo con bondad y prudencia.
Ya casi podía sentir como los pies empezaban a rozar el círculo de humo y a pesar del huracanado viento sentía todo el cuerpo cubierto de un sudor frío. Las letras habían desaparecido en su lugar unas fauces negras como la noche y afiladas como un cuchillo esperaban su llegada.
De repente abrió los ojos, el dolor se había apoderado de todo su cuerpo mientras la luz deslumbrante le cegaba las pupila.
Las voces y las batas blancas se agolpaban sobre ella:
-Hha vuelto, lo hemos conseguido, la fortuna ha estado a su lado, era casi imposible volver a escuchar los latidos de este corazón-
Todo era tan confuso, sólo recordaba la urna de las votaciones y como el corazón al igual que una tierna roca de arenisca se le partía en dos.

HUELLAS DEL ALMA

Filed under: Varios — DANYEL55 at 8:12 pm on Viernes, agosto 27, 2010

Los recuerdos dejan huellas

que se abren como heridas

cuando voy hurgando en ellas

veo cosas? de mi vida

y al cometer la locura

de pretender ser feliz

un exceso de cordura

no permite tal desliz

por que si pierdo el amor

nunca más podré reir

y si me gana el dolor

tendré miedo? de morir

y confieso que me apena

pero nada se me ocurre

como granitos de arena

son mis días que se escurren

renegando de mi suerte

y sin poder discernir

que si mas pienso en la muerte

más me olvido de vivir

PREGUNTAS

Filed under: - Autorretrato — cc at 12:06 pm on Viernes, agosto 27, 2010

¿De dónde vengo?…camino abrupto
entre zarzas espinosas,
sabor amargo de la copa de la vida,
huellas del pasado que conducen
a una cuna no esperada ni acogida.
¿A dónde voy?
hacía el sendero de una luna sombría,
donde todo es volátil y con sus alas
me transporta hacia una loza fría,
una inscripción de mármol y sobre
ella el perfume de una rosa,
donde brota de nuevo el infinito
como la hierba más frondosa.

Falsa amistad

Filed under: Poesía Tercer ejercicio — DANYEL55 at 1:57 am on Viernes, agosto 27, 2010

Aunque con eso no? alcanza

si a tu lado paso el tiempo

yo no pierdo la esperanza

de decirte lo que siento

embriagado cada día

al contemplar tú figura

disfruto tu simpatía

y padezco tu hermosura

con un poco de dolor

permíteme que te diga

me queda ese sinsabor

cuando te llamo , MI AMIGA

Creación de personajes. “El”. Kattia M.

Filed under: -Creación de personajes — Kattia M. at 3:29 pm on Lunes, agosto 23, 2010

Clarisa

Te marchaste, pero de mi no te has ido.

La vida me da a elegir cada segundo en la vida, y cada segundo dejo de elegir otros caminos porque el tuyo aún lo estoy recorriendo con la sombra de tu silueta.

-? ? ? ? ? ? ? ¿Por qué no me diste todo lo que en tu interior guardabas solo para ti? Me preguntarías…

Es una pregunta que podría tener muchas respuestas, pero realmente no existe ninguna, ya que todas están cobijadas por un manto de humo tan pesado llamado “incomprensión sobre mí mismo”.

Lamento no haberme abierto en dos y poder dejar entrar en mi a raudales todo lo que tú eras, solo tuviste la opción de entrar en mi por las rendijas de mis descuidos, colándote sin que yo me diera cuenta, con la sutileza misma de tu ser, esa sutileza que contrasta con la bofetada de tu adiós.

Un adiós que me parte en dos, recién ahora, ¡ja!, ahora que ya te ibas, ahora que ya no quieres estar, ahora que no es un ahora para mí, sino un ayer.

Un ayer por el que me deslizabas en tu mundo, por el que yo fluía y me convertía un poco en ti, olvidándome de mí, no recordándome que tenía cosas, más puras, más sencillas, más elementales, tenía todo eso tan sumergido…

Empiezo a construir un barco muy grande, para chocar contra mi propio iceberg,y me voy en su búsqueda, para sentirme en la inmensidad de los mares, para hacerme infinito en el espacio del cielo, para hundirme poco a poco y descifrar mi subconsciente dormido, para convertirme en un pecio dormido en las profundidades, esperar a descubrirme despertando de un sueño que me tenía preso en las palabras que no te dije.

En las palabras que me curan y dejan que sea yo, para mí, para ti, para quien quiera descubrir un nuevo ser que no quiere volver a estar preso en el nudo de su lengua, en el calor de su garganta, en la espesura de su mente.

DOS VIDAS EN UNA

Filed under: -Creación de personajes — cc at 12:11 pm on Lunes, agosto 23, 2010
Tenía la piel como la canela, tostada y olorosa, sus labios gruesos y carnosos recordaban una fruta jugosa y madura.
Desbordaba alegría como la campana que tañe a la vida.

De su mente como una máquina perfectamente ajustada escapaba una imaginación viva y prodigiosa.

En el corazón llevaba ese deseo de libar la enseñanza como la abeja liba las flores del camino.

Sus pupilas podían penetrar en la noche más oscura contemplando todo aquello que escapa al ojo humano.

Desde muy joven llevaba ajustadas las botas de batalla, esto la llevo a cambiar el aire cálido de su tierra por el de hielo de un nuevo mundo mientras su ágil pluma plasmaba líneas sobre el papel haciendo brotar sobre su frente una estrella mágica y generosa.

?

?

¿Mi corazon esta en venta o no?

Filed under: Varios — soydami at 9:54 pm on Martes, agosto 3, 2010

Ventajero.? Atrapador de conciencia. Naturaleza traidora. Se un individuo carajo.

Mi corazón no está en venta.

Lo que trato de decir

Filed under: Varios — soydami at 9:50 pm on Martes, agosto 3, 2010

No busquen en el significado.

Lo volcado es lo expresado.

No busquen en el significado.

Los hechos están hablados.

No busquen en el significado.

Lo escrito es lo manifestado.

No busquen en el corazón.

Las letras son mi oración.

El inicio

Filed under: Varios — soydami at 9:48 pm on Martes, agosto 3, 2010

Era uno , simplemente uno más; pero yo no lo sentía así. Esperaba el café que se acostumbraba a servir una vez por semana. La señora de sombrero, sus chusmas amigas y el homofóbico con bigote no paraban de comentar todos los jueves la misma temática. Desde el inicio sucedió tal cual.

Me molestaba,? porque no lo tenía elaborado. Con conciencia me di cuenta de que no todos estamos en la misma escala de evolución. Cuando lo comprendí ya no los veía como mediocres sino como voceros de un viejo trapo gastado.? La belleza de la existencia con sus otras multiples variables de conversación se estaba disipando con cada cucharada en el blanco vaso? de plástico con nescafé.

El papel, el corazón; la bic,? mi lengua.? Sin embargo cedí ante la consigna de Ricardo y me remití a decidir lo que iba a escribir.

Para comentar lo no mencionado acabo de usar este espacio y me siento emocionado aunque Richard no lo haya autorizado.

Es un doble taller literario…ja ja ja.

Acidez estomacal

Filed under: Varios — soydami at 9:45 pm on Martes, agosto 3, 2010

Burbujeante,? molesta; amarga, punzante. Sensaciones indescriptibles suceden en mi interior. Mi estómago no puede hablar, pero yo lo se.? ? Debo convertirme en un discipulo zen.

Mi madre me obliga a escribir, dice que tengo que salir del aislamiento. Pero no tolero la presión. Me produce dolor.

Será un mandato o un susurro del corazón?