Los recuerdos

Filed under: Poesía - Primer ejercicio — Sofia Moreno at 2:13 am on Martes, noviembre 17, 2009

Una vieja torre Eiffel de plástico
rallada y fea a más no poder
made in Taiwan.

Una tetera con el asa rota
que fue de mi abuela.
Tiene florecillas pintadas con delicadeza
pero no vale más que el barro con que se hizo.

Un viejo rosario negro
que vivió la guerra civil
entre los dedos de mi abuelito
indignado por los «rojos».

Un bikini apolillado
que se puso mi tía preferida
la que dejó dos huérfanos de dos y cuatro años
antes de tirarse por el balcón.

Miles de fotos amarillentas
sonrisas de otras épocas
de gente que ya no está
pero que sigue viva en mi corazón
como el primer día.

Todos estos recuerdos
los he arrastrado en cajas de mudanza
por tres continentes
en más de siete direcciones postales.

He pagado a empresas
por trasladar estas cosas
mientras los míos me decían:
«¿Todavía no has tirado estas porquerías viejas?»

Sé que ya no las tiraré nunca.
Son el disco duro de mi corazón.

Cuando las veo
vuelvo a tener trece años
mi madre me llama para poner la mesa
ella es de nuevo esa mujer bellísima
elegante
desenvuelta
inteligente
que se acuerda de quien soy.

Tan brillante en sociedad
que jamás llegaré siquiera a la altura de sus tacones.

Capaz de organizar cenas para trescientos invitados
sin que se queme la salsa.
Todos alaban su cocina refinada.

Capaz de bailar el vals
y el cha-cha-chá.

Capaz de hablar conmigo
más aún, de escucharme de verdad.

Capaz de ver que faltan tres cuchillas
de afeitar
cien pastillas del somnífero
de Papá
una botella de whiskey entera
y del bueno, además.

Capaz de recordar el nombre de
mil personas
caras de cien amigos
cosas que creía olvidadas.

Capaz de perdonar.
Capaz de abrazar.

***

Serpientes ondulando por el suelo
sogas que los niños ven vivir ;
una bolsa de plástico atada a la espalda
basta para ser paracaidista
cuando tienes seis años.

Piedras preciosas que recoges entre la arena
de la playa :
el abuelo dirá que no es oro
pero tú sabes bien que sí.

El ya no sabe ver tesoros
pero tú sí.

Mantos de princesas
coronas de reyes
espadas de caballeros :
los mayores solo ven trapos en jirones
trozos de cartón
palos de desecho.

Como esos objetos ajados
que me niego a tirar.

No tiraré esas porquerías viejas.
Para mí no lo son.
Son el disco duro de mi corazón.

(fin del primer ejercicio de poesía)

10 comentarios »

549

Comment by ivalopano

19 noviembre 2009 @ 11:43 am

Hola Sofía.

Me ha gustado muchísimo tu poema. Me he identificado, con esas «porquerías viejas». Lo dices bellamente. Trasladados por varios continentes. Es así, también yo me he mudado muchas veces, cargando varias cajas de recuerdos. Felicitaciones.
Ivalopano

551

Comment by Corina Harry

19 noviembre 2009 @ 1:07 pm

las imágenes son muy cinematográficas. Podría ser el comienzo de una película, quizás una comedia romántica. Me gusta la descripción del abismo entre lo que ves y lo que ven los otros.

553

Comment by Sofia Moreno

19 noviembre 2009 @ 3:56 pm

Gracias por tus elogiosas palabras, Ivalopano.
Me alegra comprobar que todos tenemos los mismos sentimientos. La experiencia humana siempre es la misma.
Es la esencia de la humanidad. Todos somos iguales.
Saludos cordiales, Sofía.

Querida Corina:
Me gusta tanto el cine como la literatura. Cuando escribo, veo imágenes en mi cabeza y tal vez eso es lo que ves tú cuando me lees. Realmente sí es un abismo…
Cariños, Sofía.

567

Comment by Indalo

20 noviembre 2009 @ 10:38 pm

Estupenda descripción.

599

Comment by Nora Noemí Zeliz Pirillo

23 noviembre 2009 @ 7:45 pm

Bravo Sofía me arrastró al mismo final…sin pérdida amiga,poema estupendo
Noe

601

Comment by Sofia Moreno

23 noviembre 2009 @ 8:32 pm

Hola Indalo y Nora Noemí: Gracias, es maravilloso esto de saber las impresiones de los lectores. Siempre intento que el lector siga leyendo. Atrapar su atención. Ese es mi primer objetivo. Saludos cordiales a los dos, enhorabuena por vuestros trabajos, Sofía.

605

Comment by Alicia

23 noviembre 2009 @ 11:46 pm

Hola Sofía. Has sabido describir personajes y transmitir emociones de manera clara y sentida. Felicitaciones!. Yo también soy argentina, saludos, Alicia.

611

Comment by Sofia Moreno

24 noviembre 2009 @ 6:07 pm

Hola Alicia, yo no soy argentina, ¡ lo siento ! Gracias por tu comentario y tus felicitaciones, me alegro que te guste lo que escribo. Te leeré, Sofía.

619

Comment by NADDIA

24 noviembre 2009 @ 11:23 pm

Querida Sofía: me identifico contigo. Yo también tengo mucha tendencia a acumular recuerdos de todo tipo aunque poco a poco intento reeducarme no vaya a ser que pille el síndrome de Diógenes. Me ha gustado lo del disco duro de mi corazón, la pena es que no tengamos un botón para liberar espacio.Era broma. Un abrazo.

626

Comment by Sofia Moreno

27 noviembre 2009 @ 1:37 am

Hola Naddia, Perdona que tardo tanto en contestar a tu comentario. A mí también me preocupa acumular demasiados trastos y acabar en las noticias: “Anciana decrépita rodeada de montones de basura…”
Procuro que mis recuerdos quepan en una caja. Intento eliminar todo lo posible.
A veces me pongo a tirar todo a la basura. Luego en ocasiones me arrepiento de haber tirado algo. Pero pocas veces. Debe ser cosa de la naturaleza humana: darle sentido a los objetos que total, solo son cosas, pero les damos alma. Espero leerte pronto.
Un abrazo, Sofía.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.