Recuerdos – vivir en dictadura

Filed under: Poesía - Primer ejercicio — ivalopano at 11:46 am on Martes, noviembre 17, 2009

El Hombre tiene pena en los ojos,

silencio en la voz,

dolor en el alma

que no llega a gritar.

Tiene las manos vacías,

entumecidos los pies,

por el frío.

El Hombre tiene dinero,

tiene guerras y hay pena,

tristeza y muerte.

Tiene el dinero

y hay guerras y hambre.

Tiene las riquezas,

hay miserias y matanzas.

Va gimiendo sus tristezas

y en su pena agonizan las esperanzas…

Tiene un gritar,

tiene un llorar y sufrir,

un vivir y un nacer,

un nacer, un vivir muriendo,

y un morir, después, definitivo…

Tiene un triste ayer;

un peor ahora,

un largo y gris ayer,

y un triste y confuso mañana…

Mira de frente esta pesadilla,

toca con tus manos, esa llaga,

mira con tus ojos, ese dolor,

y di, si puedes, con la voz,

un consuelo.

Pon, de tu alma, una flor,

aunque marchita de sufrir;

alguna fragancia y un color

que pueda, al Hombre, redimir…

Tiene egoísmo y maldad,

envidia y codicia,

odio y mezquindad,

el puntapié en lugar de caricia.

El dinero por principio y fin,

por culto y religión,

como enfermedad y remedio,

por mal y por bien,

por debilidad y fuerza,

como amo y señor.

El dinero por pecado,

el dinero por enmienda,

el dinero por infierno,

y en el dinero busca,

sin hallar, la Paz…

Necesita pureza,

hay prostitución,

necesita elevación espiritual

pero hay bajeza moral.

Necesita franqueza y sinceridad

tiene engreimiento y vanidad.

El Hombre necesita manos,

tiene garras,

tiene el rugir,

necesita voz.

Necesita alas, quiere volar,

tiene cadenas, puede morir.

Necesita decir, quiere cantar.

tiene silencio, pues, a sufrir.

Quiere andar y tiene grillo en los pies

Pero, oye, tú: Vivir, es el lema,

vivir, a pesar de todo,

vivir, aunque cada día mueras,

vivir, para cambiar y quitar ese lodo.

Vivir para rescatar

la niñez sin infancia,

la infancia sin calor,

la vida sin color,

el dolor sin razón,

y para darle razón

de ser al amor…

4 comentarios »

517

Comment by Sofia Moreno

17 noviembre 2009 @ 2:42 pm

Consigues rimar, lo cual es muy difícil. Yo no lo he conseguido. Me gusta tu poema. Tiene ritmo y cadencia, como la regularidad de los pasos al caminar. Cuentas muy bien un día a día duro e inhóspito, la necesidad de la esperanza. Bravo, Ivalopano. Buen trabajo. Saludos, Sofía

530

Comment by ivalopano

17 noviembre 2009 @ 10:26 pm

Hola Sofía.

Gracias por tu comentario. Sí, fue duro vivir en dictadura durante más de diez años. Ese poema estuvo escondido mucho tiempo, aun después de volver a la democracia, porque temía mostrarlo. Se me había grabado a fuego el temor de mostrar lo que pienso.
Es hermoso lo que has dicho, gracias.
Ivalopano

598

Comment by Nora Noemí Zeliz Pirillo

23 noviembre 2009 @ 7:39 pm

Hola ivalopano…te lo buscaste fiero el nombre.
No sé de qué dictadura hablas, puede que seas Uruguayo o quizás Argentino como yo.
Puedo ponerme en tú lugar porque fui victima de la dictadura Argentina, vivo en el exilio, estuve en un campo de la muerte.
Así que no tuve valor de estudiar tu rima, sólo llorar leyéndote, demasiado dolor, demasiadas pesadillas.
Un abrazo
Noe

602

Comment by ivalopano

23 noviembre 2009 @ 10:04 pm

Hola Nora Noemí

Gracias por tu comentario. Soy de Uruguay. Argentina y Uruguay tienen muchas cosas en común. Hasta la historia negra de la dictadura.
Me ha gustado todo lo que has escrito. No sé si te dejé algún comentario.

Un saludo solidario.
Ivalopano

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.