Vivo, siento y existo

Filed under: Novela: el argumento — carla at 2:30 am on Sábado, diciembre 5, 2009

Eduardo es un abogado de Derecho Internacional con éxito económico y social. ? Goza de la vida pero su trabajo siempre está por delante. Todo lo demás ha de esperar. Surge para él ? un nuevo reto: dar clases en la Universidad pública.

Alejandra es una estudiante de Derecho dependienta en una conocida tienda de moda. Trabaja mucho y lucha por lograr un puesto en el mundo jurídico. Tuvo pareja durante muchos años pero cuando lo dejaron se encerró en su trabajo y estudios.

Ella se apunta a la clase del nuevo profesor. Coinciden y comienzan a sentirse, ? sin quererlo, interesados.

Eduardo tiene una conferencia en Barcelona. Alejandra tiene que asistir a la feria textil allí. Coinciden en la Ciudad Condal y se entregan al descubrimiento mutuo. Se sienten muy atraídos pero les asalta el miedo a entablar una relación equivocada o demasiado seria que acabe hiriéndoles.

A la vuelta piensan en sus relaciones anteriores y analizan lo que han vivido y su? constante búsqueda de la soledad. Son momentos de agitación interna y de aparición de inseguridades que creían muy superadas.

Cuestiones laborales posteriormente vuelven a unirlos y no dejan pasar la ocasión de conocerse más. Disfrutan de momentos de locura y pasión. Encuentran el equilibrio juntos y se unen entre amigos y familiares encantados con la nueva situación.

Con el tiempo desean un hijo pero no llega tan pronto como esperan. Cuando se relajan y dejan que todo fluya, nace el pequeño. Son momentos de felicidad y nerviosismo.? Luchan cada día por educar al fruto de su amor. Es una época de muchas alegrías aunque también de sacrificios.

Experimentan sorprendidos la sensación de que no existen solo ellos y que se están sintiendo completos a través de las vidas de otros, que a esas alturas inundan sus existencias.

2 comentarios »

659

Comment by Indalo

7 diciembre 2009 @ 7:25 pm

La historia parece bonita, pero deberás inventar un componente de intriga que absorba al lector entre tanta bonanza. Seguro que lo conseguirás.

674

Comment by NADDIA

17 diciembre 2009 @ 1:26 pm

Yo creo que Indalo tiene razón. Hace falta un pequeño ingrediente de preocupación, pero eso te resultará muy fácil de introducir. Un saludo.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.