MEMORIA DIFUSA

Filed under: Teatro: Primer ejercicio — Alfonso at 8:07 pm on Viernes, marzo 12, 2010

Desde que ella murió nada fue igual. La vida está llena de épocas, de fases, de periodos, de intervalos. Cuando ella murió se abrió otra época. A los pocos años mis hijas se independizaron, se fueron de casa. Me quedé solo. Parece tal cual que vivamos varias vidas. Compartimentos estancos. En algunas somos absolutamente felices. En otras somos desgraciados y sentimos que la vida ya no tiene ningún sentido. A veces creemos que será la última etapa pero casi nunca lo es. No por lo menos hasta ahora para mí. Mirando pasar la noche pienso que solo fueron momentos, incluso quizás instantes que pasaron muy deprisa. Cuando la perdí se acabo una etapa feliz y entré en otra de gran incertidumbre. La soledad imperó en mi vida y tomó un protagonismo desconocido. El trabajo me ayudó. Mis hijas hicieron lo que pudieron. De vez en cuando venían a verme. También para ellas fue una pérdida importante. Me jubilé y fui a peor. Solo y sin trabajo me deprimí. Mis hijas me han convencido de que no puedo estar solo. Parece ser que se me olvidan algunas cosas y eso las tiene muy preocupadas. No deseo discutir. No han parado hasta que he aceptado ir a su casa. Vuelvo a donde nací.

Cuarenta años de mi vida. Vecinos, amigos, conocidos con los que he compartido tanto tiempo se diluyen inesperadamente. Se los traga el paso del tiempo de manera abrupta e inexorable. Se abre otra etapa. ¿Feliz o infeliz? Solo el tiempo me lo dirá. Mis sensaciones son confusas.

Siempre he ido hacía adelante nunca me he parado a mirar hacía atrás. Ahora será igual que siempre. ¡Hacia adelante!

No es un viaje a lo desconocido, es un reencuentro. Me volveré a encontrar con mi niñez y mi juventud pero ¿la sabré encontrar? y si la encuentro, ¿la reconoceré, después de tantos años?

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.