Blanca Nieves y los nueve elegidos

Filed under: Creatividad - Cuarto ejercicio — NADDIA at 10:50 pm on Viernes, junio 4, 2010

– Eres mi casa y te quiero por eso.

– Pero si tuvieras que emigrar me abandonarías.

– Te llevaría en mi corazón.

– Yo iría contigo – dijo libro

– Y yo – apuntaron sofá, bufanda, armario y ordenador.

– Tú no que eres empotrado – dijo libro a armario.

– Yo caducaré mucho antes de que te vayas, pero formaré parte de tus huesos – dijo yogur.

– Yo me quedo en casa – añadió escalón triste.

– ¿Y a mí me llevarás? – preguntó intrigado espejo.

– Tú eres mi espejo mágico, siempre estarás conmigo.

– Sí, pero tu madrastra me busca y acabará encontrándome. ¿Y si viene un príncipe? ¿para qué nos querrías en un palacio?

Blanca Nieves quedó pensativa. Quizás en un palacio tendría un ordenador con el último windows del mercado y muchos gigas disponibles, pero ese ordenador con el que había disfrutado de las mieles del ms-dos era insustituible al igual que la bufanda que le había tejido Mudito durante muchas noches.

Los objetos se disolvieron en la cabeza de Blanca Nieves? y ella se volvió estatua y durmió durante ciento cincuenta largos años.

1 comentario »

792

Comment by corazonverde

20 agosto 2010 @ 6:45 pm

Bravo, todos los objeto vivos se comunican entre si, maravilloso y genial

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.