CUERPO DE VIENTO

Filed under: Creatividad - Primer ejercicio — cc at 10:34 am on Lunes, agosto 30, 2010

Sentía el abismo bajo los pies, el aire recorría cada centímetro de su cuerpo acanelado. Las pupilas oscuras permanecían fijas en un punto concreto del cielo azul y limpio del atardecer.
Intentaba descifrar si se trataba de una alucinación óptica o si era algo tan real como su propio cabello jugando con las gruesas cuerdas del columpio.
Las letras continuaban dibujándose como el humo blanco y esponjoso:
-GALLINA SUBE MÁS ALTO
Cada vez se sentía más cerca de la nada, ahora las letras formaban un círculo perfecto que contenía en su interior el infinito.
Los recuerdos se agolpaban en su mente, la tierra cálida donde nació y aquel experto de la vida como una lámpara en la noche, su abuelo, hombre sabio y generoso que un día puso entre sus manos el tesoro de los murciélagos diciéndole:
-Guarda este libro en tu corazón pertenece a la familia de la fantasía, no olvides jamás usarlo con bondad y prudencia.
Ya casi podía sentir como los pies empezaban a rozar el círculo de humo y a pesar del huracanado viento sentía todo el cuerpo cubierto de un sudor frío. Las letras habían desaparecido en su lugar unas fauces negras como la noche y afiladas como un cuchillo esperaban su llegada.
De repente abrió los ojos, el dolor se había apoderado de todo su cuerpo mientras la luz deslumbrante le cegaba las pupila.
Las voces y las batas blancas se agolpaban sobre ella:
-Hha vuelto, lo hemos conseguido, la fortuna ha estado a su lado, era casi imposible volver a escuchar los latidos de este corazón-
Todo era tan confuso, sólo recordaba la urna de las votaciones y como el corazón al igual que una tierna roca de arenisca se le partía en dos.

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.