Autorretrato en dos partes

Filed under: - Autorretrato — penelope at 4:23 am on Miércoles, octubre 6, 2010

¿Por qué en dos partes? Sencillo. Un retrato como supongo que me ven. Otro como supongo que me veo. Ambos son sinceros. Ambos son ciertos.
Podría haber una tercer versión: como quisiera que me vieran. Pero, la descarto por pertenecer a la fantasía.
La palabra retrato me trae la sensación de quietud, casi de foto, de certeza inequívoca y cruda realidad. El prefijo auto le imparte, por lo menos desde mi punto de vista, unos toquecitos de duda que no le quedan nada mal.

Volviendo al hilo haré un autorretrato en dos partes o podrían ser dos caras. Correspondientes a dos facetas, o a dos personas.
Sólo por molestar, porque me queda más cómodo y finalmente porque se me da la gana: no le pondré nombres o carteles a los retratitos. Capaz que hasta terminan mezclándose. Haciendo inútil toda esta introducción. Sí esto sucede. Me disculpo. Seguramente fue la otra.

En este último párrafo se me cayó el primer dato sobre mí: Soy mujer. Y efectivamente lo soy en las dos representaciones de mi misma de las que estamos hablando. Eso sí: ambas tienen edades diferentes. Una es joven, la otra mayor.
Nos gusta bailar, pero una lo hace jugando; porque ya ha aprendido que de eso se trata bailar. La otra piensa los movimientos. Busca sensaciones diferentes, matices interesantes, fluideces insospechadas. La primera las encuentra. La otra quiere trabajarlas.

A las dos les encanta cocinar. Lo hacen bien. A una le gusta recibir aplausos y la otra se esconde vergonzosa en la cocina.
Físicamente, una es más delgada, aunque ninguna de las dos entra en los parámetros sociales o culturales. Una tiene una nariz recta que la otra llama puntiaguda. Un lunar en la oreja que a las dos les gusta bastante. Una hermana melliza muy parecida a una y absolutamente diferente de la otra.
Las dos son desordenadas. Aquella es despistada, ésta tiene una memoria prodigiosa y detallista. Somos generosas. Pero yo soy egoísta. Tenemos ojos grandes pero no vemos de lejos. Una escucha mucho. La otra oye mejor.
La mayor es intuitiva. La menor es confiada. Las dos son muy creativas pero nunca se ponen de acuerdo y sus creaciones se detienen antes de formarse. Yo no miento, ella engaña bastante. Una de las dos escribió esto. Una lo confiesa, la otra lo distancia.

1 comentario »

841

Comment by Laura Azul

14 octubre 2011 @ 3:30 am

Me encant? tu autorretrato, el modo de presentar las contradicciones internas. Siempre somos m?s de una en un mismo cuerpo, dos con suerte, y tal vez alguna m?s. A veces hay armon?a entre ellas, y a veces no. Pero sobre todo est? muy bien escrito. Una excelente redacci?n y gran riqueza de lenguaje.Un texto muy atractivo que da gusto leer. (no s? si me pasa s?lo a m?, pero algunas letras se ven distorsionadas, como s?mbolos o dibujos; igual creo que pude adivinar las letras que tend?a que haber en su lugar)

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.