¡Fuego!

Filed under: - Autorretrato,Redaccion — Yyrkoon at 9:46 am on Viernes, octubre 23, 2009

Nací bajo la sombra que proyectaba un cúmulo de apagadas llamas. Bajo su titilante y bella danza de oscuridad.

Así quedé. Como ellas. Oscuro.

Crecí entre la niebla espesa. Tratando de que mis ojos se acostumbrasen a la tenue luz del mundo, a la tenue luz de unas mentes que no comprendían la mía. Crecí tratando en vano de comprender a aquellas mentes que no me entendían.

El tiempo fue pasando, lento pero inexorable y tan lentamente como el tiempo se iba, mi comprensión llegaba. Cuan más claro vislumbraba su camino más lejano se me antojaba del mío.

Así, raudos cual negro rayo, se consumieron dos tercios de mi existencia.

Sólo entonces me di cuenta de que aparentar la normalidad era más eficiente que aparentar la diferencia, que se teme lo que no se comprende y que debía acercarme al mundo.

Fue ardua tarea, pero me adapté y tan bien me adapté que ya casi parezco ya parte de una sociedad que camina al unísono por caminos tan, tan grises que son más oscuros que los negros que yo andaba. Mis días, treinta años después, son como los de todos, monótonos y acristalados en la normalidad.

Ahora seguiré igual, fundido en un mundo al que, como muchos, nunca pertenecí aunque me adapté, en cualquier caso, en el fondo de mis ojos aún y siempre se podrá ver el espíritu de una hermosa danza de apagadas llamas negras.

Saludos desde el infierno.

3 comentarios »

134

Comment by atman

23 octubre 2009 @ 10:51 pm

La sensación que describís es común a todos los que venimos de un planeta, del que habremos sido exilados por lo que no guardamos recuerdo, pero que con seguridad nos hace sentir extranjeros en todas partes, salvo en el papel en blanco. Un saludo coterraneo!

158

Comment by Sofia Moreno

26 octubre 2009 @ 8:58 pm

¡Cuántos marcianos hay en este taller literario! Chicos: ¿De qué planeta venís vosotros? Yo soy de aquí, de la Tierra, y me marean vuestras extrañas disquisiciones aéreas.

Como dice otro comentario a otro autorretrato : sencillamente ininteligible…

Si me permitís el consejo, os sugiero más concreción y menos nubes.

Claro que yo no soy nadie.

Nada me califica para dar consejos, la verdad…

Así que seguid a vuestra bola, ya que la primera utilidad de la escritura es el puro deshago.

Ánimos a todos y saludos cordiales,

260

Comment by ditaca

31 octubre 2009 @ 1:01 pm

Legible, intelectual y brillante, tremendamente desolador y sincero. Gracias

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.