Autoretrato

Filed under: - Autorretrato — Juan Amaya Baena at 7:30 am on Lunes, octubre 26, 2009

Soy Juan. Nací en la primavera del 62 en Bogotá, Colombia. Mi vida ha sido triste en ocasiones por? la persistencia en mi deseo de ser bueno en un mundo donde reinan la corrupción y la avaricia. Ha sido dichosa en otras, porque he sido un privilegiado que ha recibido amor sin medida de todas las fuentes posibles. Soy un ecléctico, me dedico a tomar ? conocimientos ? de diversas filosofías con la intención de crecer y hacerme mejor persona. Creo firmemente que el amor es la energía divina de la que está formado el universo y que sin él no podríamos alcanzar la realización. Tengo, sin embargo, algunos conceptos un poco revaluados, entre ellos, ? la amistad en la que poco creo. Soy el padre amoroso de un niño de cinco años que todos los días me da lecciones de vida. Tengo pasiones y obsesiones, quiero ser siempre joven, quiero ver llegar el día en que la humanidad vibre en paz y armonía reconociendo a la tierra como su madre. En la medida en que ha ido avanzando mi vida me he ido convenciendo más cada día de que mi meta es la iluminación y si no alcanzo el objetivo me conformaría con que al final de mis días, cuando a la muerte encuentre,? sea con mi rostro descansando entre los senos desnudos de la mujer amada.

4 comentarios »

185

Comment by Nora Noemí Zeliz Pirillo

28 octubre 2009 @ 3:03 am

Oh cuanta espiritualidad en medio de un mundo materialista.
Admiro tu fe por ver un mundo mejor donde la tierra sea nuestra madre
Al paso que vamos la estamos matando.
Suerte
Noe

188

Comment by Juan Amaya Baena

28 octubre 2009 @ 4:03 am

Gracias Noe

204

Comment by Martha

28 octubre 2009 @ 8:24 pm

Muy simpático tu autorretrato pero, no te apenes por crecer en edad, eso agrega cosas valiosas y aunque hoy pienses que lo indispensable se pierde con los años, no es así. La sabiduría y la experiencia no se compran envasadas, las adquieres viviendo día por día.
Un abrazo
Martha

222

Comment by olibana8

29 octubre 2009 @ 2:42 am

Hola Juan, ¡qué maravilloso ver a los hijos como maestros! ¡Qué lección de humildad nos has dado! Tus palabras están en contacto con tu corazón. Gracias por brindarlas!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.