El hoyuelo

Filed under: -Creación de personajes — Naiara at 9:27 pm on Sábado, octubre 31, 2009

¿Qué hacía ella? ¿realmente estaba escuchando a esos tertulianos tan pedantes? Parecía que le agradaba, ¿o era sólo fachada? Quizá quería integrarse, porque miraba fijamente al comensal que en esos momentos hablaba. Pero parecía mortalmente aburrida, con la cabeza ladeada y de vez en cuando fruncía el ceño, lo cual me resultaba muy gracioso porque era como un gesto que no podía evitar cuando algo le desagradaba o no estaba en acuerdo con ello.

Lo más fascinante era su hoyuelo en la mejilla. Hipnotizaba. Lo normal es que haya dos, ¿no? ella sólo tenía uno, en el lado izuierdo, precisamente hacia donde ladeaba la cabeza de vez en cuando. Sus ojos decían cuántas cosas había sufrido, pero su hoyuelo en la mejilla izquierda decía que todavía seguía siendo una niña, con la inocencia de una niña, con la ilusión de una niña, con la sonrisa de una niña… toda su infancia estaba escondida en ese hoyuelo.

Pero ya no era una niña y pensé cuánto habían llorado sus ojos y que cuando ladeaba la cabeza sus lágrimas se recogían todas en ese hoyuelo y creaban un océano donde ahogarse. Yo me ahogaría en ese océano sólo por no verla llorar. Por suerte, pensé, ese hoyuelo sólo aparece cuando sonríe.

6 comentarios »

273

Comment by MiguelR

1 noviembre 2009 @ 1:27 am

Es increible como la presencia de un solo hojuelo, me recuerda a una persona tuerta, por suerte solo cuando sonrie. Muy bueno. Un abrazo.

278

Comment by Naiara

1 noviembre 2009 @ 5:02 pm

Gracias Miguel, me alegro de que te haya gustado. Un abrazo!

294

Comment by Tamara

2 noviembre 2009 @ 4:06 pm

Que hermoso lo que escribiste!

302

Comment by Naiara

2 noviembre 2009 @ 7:10 pm

Gracias Tamara! me gusta mucho tu blog, he estado curioseando tus lanas y tus dibujos, son muy originales 😉 un abrazo!

365

Comment by Raul Hernandez

5 noviembre 2009 @ 9:10 am

Reflexivo tu escrito Naiara. De cierto cuando hablas del hoyuelo me identifiqué con personas que lo tienen y como lucen sus caras al sonreir. El tono meláncolico en el medio del mismo y el final que deja la esperanza. No hay hoyo para las lágrimas…pues solo cuando sonríe aparece.

Que enredo…jeje. Buen trabajo amiga

Raúl H

799

Comment by Kattia M.

24 agosto 2010 @ 4:17 pm

¡Que poca imaginación tengo ahora mismo! Me encuentro, con que te dicen todo lo que pensaba decirte, a veces no se, si al final escribimos lo que hemos venido leyendo y siendo producto de esto lo plasmamos con la tinta de lo que luego vemos viendo.
Tampoco quiero enredarme…
Me ha gustado. :)

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.