Infidelidad

Filed under: Creatividad - Primer ejercicio — Alicia at 3:12 pm on Martes, noviembre 3, 2009

Primer ejercicio de creatividad

Infidelidad

?

Amanda encendió la lámpara de la mesita, anteponiendo su libro de cabecera intentando desviar la luminosidad. Varias décadas al lado de su? esposo le permitían aseverar que los recaudos estaban de más; no obstante, prefirió asegurarse.

Bajó las escaleras casi sin respirar. Los pies descalzos rozaban las maderas entibiadas por los leños que ardían ilimitadamente, como cada invierno, en la sala de estar.Cruzó con sigilo el recibidor y entró a la biblioteca. La noche era fría y la luna llena emitía un resplandor que, a través de las ventanas señoriales, generaba un ambiente propicio para su cometido. Tras los vidrios empañados divisó el columpio, balanceándose apenas con la brisa nocturna; al pensar en sus hijas experimentó un incipiente sentimiento de culpa que no tardó en? desechar.

Se sentó frente al escritorio, intentando hacerse un espacio libre entre la maraña de papeles con fórmulas indescifrables y bosquejos de conferencias sin concluir.Su esposo no era un experto en el arte de mantener el orden; no obstante, el suyo era realmente un desorden ordenado. Sabía que al día siguiente, el menor cambio en la disposición de los objetos sería su ruina.Enunciados inconclusos y prólogos de disertaciones se entremezclaban con boletas de candidatos a integrar el Círculo de Físicos, a conformarse luego de las votaciones del domingo.

Un trozo de roca volcánica del Etna? servía de pisapapeles. Y la gallina, esa horrible gallina de cerámica esmaltada que su suegra había traído como souvenir de algún viaje por el mundo; estática sobre la base parecía observar cada movimiento, convirtiéndose para ella en un espía inesperado.Su visión corrompida no contribuía, en ese trance, a lograr el objetivo. A pesar de ello, tomó una hoja en blanco y el bolígrafo del portalápices.

– Mi apreciado Jaime….– escribió.

El término apreciado ? no la conformaba. Estaba resuelta a confesar su más íntimo sentir, pero manteniendo? el recato y la autoestima.

-¡Mamá! ¿Qué haces?

La voz la sobresaltó de tal modo que le costó dominar las pulsaciones y el sonrojo. Tomó a su pequeña hija en brazos, no sin antes recoger la hoja y ordenar el resto. Subió los peldaños lentamente, la larga melena? sirviendo de cobijo a las manos pequeñitas.

Volvió al lecho compartido, con la taquicardia controlada y el ideal de familia mantenido.

Mañana sería otro día.

9 comentarios »

332

Comment by carla

3 noviembre 2009 @ 11:12 pm

Alicia, me ha gustado mucho tu relato. Describes muy bien todo el episodio y el final me parece muy acertado. Yo también he elegido como personaje Amanda, dándole un toque trágico. Enhorabuena.

333

Comment by Alicia

3 noviembre 2009 @ 11:33 pm

Gracias Carla por tu comentario. Me agradan tus trabajos anteriores y comparto contigo muchas de las experiencias que mencionas en ellos.Seguimos en contacto.

369

Comment by albino

5 noviembre 2009 @ 3:08 pm

Alicia, el relato está muy trabajado. Me gusta y las palabras “obligatorias” no parecen estar “descolgadas” o “metidas a presión” por decirlo de alguna manera, como si vi en otros.
Saludos

405

Comment by Raul Hernandez

7 noviembre 2009 @ 11:18 am

Me gusta tu estilo al escribir, detallado e interesante.

Saludos,

Raúl H

418

Comment by NADDIA

8 noviembre 2009 @ 11:38 pm

Alicia: gracias por haber elegido a Amanda. Me ha gustado tu relato. Creo que le has visto las mismas inseguridades que yo había imaginado. Un saludo.

836

Comment by sonia

1 julio 2011 @ 2:53 pm

puedo escribir lo que quiero? pero donde dejo mi primer ejercicio soy una novata .-sonia

837

Comment by sonia

1 julio 2011 @ 2:54 pm

hla soy nueva me ayudan?

908

Comment by Micam

11 junio 2013 @ 9:18 pm

Hola , quisiera saber si es que aún trabajan en este taller

Comment by adriana alcala

24 septiembre 2013 @ 12:06 am

pues ni idea igual comento pero bien mas que muy elaborado es una dura realidad que por temor o por comodidad muchas no se ocupan en resolver , dejando que la desidia les carcoma todo lo bueno que puede haber en un ser humano .

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.