El amante desaparecido

Filed under: Creatividad - Primer ejercicio — carla at 11:09 pm on Martes, noviembre 3, 2009

Amanda encendió la lámpara. Se hacía de noche y ya hacía frío para estar leyendo un libro en el columpio. Las olas golpeaban en las rocas bajo las que se anclaba su casa. LLevaba casi tres horas esperando a Jaime. Se había convertido en un experto en llegar tarde. Desde que ella se separara de su familia para seguirle nada era igual. Las discusiones eran constantes y dolorosas, pero después se miraban a los ojos y ? lo arreglaban bajo las sábanas. La escalada profesional de Jaime en la política había sido vertiginosa y fue un obstáculo más en su nueva vida juntos. El pasado que los había unido, ya no era algo que él la agradecía cada noche, sino que se había transformado en un problema. Sintió una punzada de dolor cuando en la televisión, tras las votaciones, comprobó la cercanía de una joven ayudante a la que él dirigió una mirada cómplice que Amanda reconoció de inmediato. Empezó a comprender que su relación había sido una simple aventura que él mantenía porque le interesaba, que su corazón era una roca, pues la permitió abandonar a sus hijas, a la sangre de su sangre…. Se sintió furiosa y humillada. ¿Cómo había llegado a eso? ¿Qué había hecho? De pronto, estaba planteándose el modo de hacérselo pagar, pues él era el culpable. Sin embargo, al ver su imagen en un espejo recordó que fue ella y solo ella la que decidió unir su destino al de aquel gallina, aquel amante que no tenía arrestos para contar la verdad de su relación al mundo y que ahora la tenía allí recluida. Aquel hombre que en dos meses de rutina se había vuelto un desconocido. O quizás es que antes no le conocía, se corrigió. El viento arreció en el exterior, la persiana tintineó contra la ventana. Se acercó a cerrarla, pero la abrió casi en trance al ver reflejadas en la luz de un relámpago a sus dos hijas. Mientras descendía hacía el mar experimentó la liberación que otorgaba el poner paz en su vida.

10 comentarios »

356

Comment by Indalo

5 noviembre 2009 @ 1:10 am

Muy bien, Carla, redactas muy bien y escoges las palabras apropiadas. Esta es, además, una buena historia, actual y muy verosímil. El escenario está bien logrado.
Lo que menos me gusta es que no utilizas puntos y aparte. Hay muchos escritores que no lo hacen, pero a mí me gusta. Quizá porque soy vago y necesito descansillos.
Saludos.

373

Comment by carla

5 noviembre 2009 @ 7:02 pm

Muchas gracias por tu comentario y por tu ayuda. Es cierto que al querer narrar la acción muy rápido me “ahorro” puntos y aparte. Tomo nota.
Te agradezco que leas mi relato.
Saludos

419

Comment by NADDIA

8 noviembre 2009 @ 11:42 pm

Carla: te agradezco al igual que a Alicia que hayas elegido a Amanda y aunque yo no tengo la misma visión que tú le has dado, me encanta que tenga vida propia. Un saludo.

420

Comment by carla

9 noviembre 2009 @ 12:52 am

Naddia, muchas gracias por inspirarnos. Desde luego que Amanda ha tomado vida propia, es muy curioso que nos podamos familiarizar tan pronto con personajes que otros describen.Saludos.

423

Comment by Yyrkoon

9 noviembre 2009 @ 12:58 pm

Cuidado con el laismo (la agradecía, la permitió).

El relato en si bastante correcto en formas, la narración y ambientación es buena y si me permites un pero, deberías cuidar el uso del punto y aparte.

PD: Ya sé que ya lo han dicho, pero lo reitero just in case.

429

Comment by carla

9 noviembre 2009 @ 8:46 pm

Gracias YYRKOON por tus comentarios. Me ayudan mucho. Es cierto que tengo problemas con el laismo y tengo que hacer más de una segunda lectura.
En cuanto a lo del uso del punto y aparte, no sé en qué medida un relato de menos de 400 palabras su utilización sea necesaria, pues se precisa la inmediatez, la rapidez en la narración.
Deberíamos abrir un debate sobre eso, ¿no crees? Lo que también me parece que deberíamos todos preocuparnos es por la ortografía.
Un saludo

437

Comment by Yyrkoon

10 noviembre 2009 @ 10:53 am

Bien, si es una cuestión personal, es decir, lo has hecho adrede lo del punto y aparte, por una cuestión de sonoridad, sin duda es un recurso que te puedes permitir, a mí personalmente me parece que no queda bien en este caso, pero tu texto es. En cualquier caso sin duda podemos debatirlo.

Por otra parte lo de la ortografía es básico, doy por hecho que cualquiera que se encuentre aquí está preocupado por ello y el que no lo esté es que se ha equivocado de sitio. No sé si lo dices por mí en concreto, en el comentario que te he hecho, tras repasarlo, sólo he visto que se me ha escapado la tilde de laísmo (que tú tampoco has puesto :-). Si se me ha pasado algo más grave agradecería que me lo indicases.

440

Comment by carla

10 noviembre 2009 @ 6:00 pm

Buenas, de nuevo YYRKOON. Gracias otra vez por lo del laísmo pues me persigue. Tengo que poner más atención, está claro.
No es una persecución hacia nadie, sino que he advertido que hay muchas faltas de ortografía en algunos trabajos. Tenerlo en cuenta nos ayudará a que todos los repasemos antes y yo, por supuesto, la primera. Muchas veces por “ir deprisa y corriendo” meto la pata.Lo cierto es que no lo decía por ti, si bien creo que en tu primer post faltaría la tilde de “en sí bastante correcto”, pero no lo hacía por eso. Entiendo que en los ejercicios es más importante la corrección que en los comentarios que hacemos de modo más instantáneo.
Por cierto, ya he tomado nota de lo del punto y aparte. Lo tendré en cuenta. Debatiendo con más amantes de la escritura, parece que su inclusión enriquece la acción. Aunque leyéndolo en voz alta no me parece que mi escena se atropelle.
En fin, espero que nos leamos mucho.
Saludos

461

Comment by Sofia Moreno

11 noviembre 2009 @ 1:30 am

Por si sirve de algo, yo también agradezco los puntos y aparte. Si no están, la lectura se hace más cansada. Es más una cuestión de presentación que otra cosa. No creo que los puntos y aparte interrumpan el relato. Solo nos dan un respiro. (Aquí va un ejemplo:)

Es muy instructivo leer vuestro intercambio de comentarios. Gracias a todos,

Sofía

Comment by adriana alcala

22 septiembre 2013 @ 11:17 pm

me agrado la historia por que habla de una liberación y de la responsabilidad que implica tomar ciertas decisiones arrastrados por una pasion y el final tambien es marcado por ese sentimiento ademas de la culpa y la venganza , me gusto te felicito carla

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.