MI NOMBRE ES…

Filed under: Creatividad - Primer ejercicio — NADDIA at 11:15 pm on Domingo, noviembre 8, 2009

<Mi nombre es Bond, James Bond> Jaime ensayaba divertido el papel que le había tocado en la obra. Le relajaba hacer teatro representando su propia profesión sin que nadie supiera en realidad a qué se dedicaba. <Mi nombre es Bond, James Bond> decía con el cuello de la gabardina subido hasta los ojos y daría el pego de no ser por la estatura. Su 1,65 no lo hacía el típico galán y a veces se ponía plataformas como algún presidente europeo. Las canas habían sido un acierto aunque en realidad se las había puesto para infiltrarse en el Club de Expertos contratado por la mujer del Presidente.

– ¿Expertos en qué, perdón?

– Experto es experto ¿tiene algún problema para manejar el idioma? – Aquella mujer no hacía concesiones.

-? ? ? ? ? ? ? ? No señora. Y dígame ¿qué tipo de problemas tiene el Club de Expertos?

-? ? ? ? ? ? ? ? El Club mismo es el problema. Mi deseo es que investigue sus cuentas. Además, mi marido intenta asesinarme – dijo sin alterar la voz – Sería conveniente que aparentara usted más años…

? Se tiñó las canas. El siguiente encuentro fue en el jardín de la Presidenta que sentada en un sofá – columpio acariciaba a su yorkshire.

-? ? ? ? ? ? ? ? Pase, pase. Lo llamé para decirle que vendrá conmigo a la cena. Allí le presentaré a los miembros del Club.

-? ? ? ? ? ? ? ? Por lo que he averiguado, tiene ustedes cuentas en Mónaco, quizás tenga que visitar la Roca… ¿Es necesario que asista a esa cena?

No tenía ningún traje de ceremonia. Pensó en la americana informal de los eventos. Con vaqueros. Quizás no fuera lo más adecuado para las votaciones de primera y segunda vuelta en aquel club, pero ya había comprendido que iba a ser difícil sacarle mucho dinero a aquella mujer guapa, pero con cara de morosa.

Había previsto ciertos cambios estructurales y además de teñir el pelo se había bronceado en la lámpara uva. Recordó a su madre <Hijo mío, ya que no eres alto, al menos deberías ser ancho> Esto había ocurrido en plena adolescencia y así fue como Jaime comenzó a hacer pesas y a cuidarse intentando no decepcionar a su madre que creía que ? su hijo jamás tendría Libro de Familia propio. Aunque la mayor parte de las veces no tomaba caviar sino sopa Gallina Blanca, no podía quejarse, no le había ido tan mal. <Mi nombre es Bond, James Bond> <Mi nombre es Pons, Jaime Pons>

5 comentarios »

431

Comment by Alfonso

9 noviembre 2009 @ 10:58 pm

gracias por haberte fijado en mi personaje. Yo también lo tomé prestado. Ya había leido tu relato y me parecio que podía estar inspirado en el mio. Creo que no debes ser tan crítica contigo misma. El relato está bien. El personaje confundido con el medio como un camaleón y su madre genial “Hijo mío, ya que no eres alto, al menos deberías ser ancho”
A mi me gustaría ser capaz de plasmar todas las ideas que tengo no siempre puedo hacerlo como quisiera y no siempre me sale como tengo pensado. La inspiración e straidora. Es un consuelo saber que estas dificultades no solo las tengo yo. Saludos

446

Comment by NADDIA

10 noviembre 2009 @ 10:04 pm

Alfonso: gracias por tu comentario. A mí también me consuela saber que hay más gente a la que no le salen las palabras en el momento preciso. Uns saludo.

455

Comment by Sofia Moreno

11 noviembre 2009 @ 1:05 am

Excelente relato de humor, con el personaje de la presidenta y las alusiones al ambiente de ese entorno. Me ha divertido mucho, y eso es muy bueno. El golpe final es muy ocurrente (Jaime Pons). Enhorabuena. Sofía

470

Comment by NADDIA

11 noviembre 2009 @ 1:16 pm

Muchísimas gracias por tu comentario, Sofía.

Comment by adriana alcala

17 septiembre 2013 @ 11:20 pm

muy original lo veo hasta un poco satirico me gusta por que todo lo protocolar a veces raya en la ridicules y lo absurdo , que bueno

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.