Ernesto la bufanda y un Elefante rosa.

Filed under: Creatividad - Primer ejercicio — Nora Noemí Zeliz Pirillo at 2:37 am on Sábado, noviembre 14, 2009

Ernesto la bufanda y un Elefante rosa.

Y Pachabel te puso en mi camino, asombrándome
del canon que cambió por arte del reloj ,porque sí
Todo cambió; las medidas de mis dedos y mis ojos
se almendraron ,cuando descubrí a Ernesto saliendo
de una bufanda, era larga pero trasparentaba
era placenta y del cordón umbilical Ernesto me miraba.
Su tersa piel se sintió mojada.¡Claro flotaba en agua!
Con el tacto de los ciegos roce su suave piel; OH
Comprendo el limbo; era la cáscara de nuez, los gajos
de naranja que de pronto me hablaron en Francés.
Ernesto está naciendo hombre nuevo y no sabe si reír
o dejar que las lágrimas afloren. De pura emoción
mi mano hurgó en la bufanda y naciste desnudo para mí.
Tuve pánico de despertar de ese ensueño y que desaparecieras
¿Más,… no, estás…estás? Vístete de vida nueva, olvida las agujas del reloj
mide la fuerza de tus nuevas piernas ¡Nacidas para mí!
Ernesto deja que se marche el Elefante.
Portándose tu vieja sombra, lejos la llevó.
Con mi lupa interestelar y ayuda de Spook
conseguí que te volvieras hacia mí ,tú tan alto yo tan pequeña
Quise tomar entre mis manos deshilachadas una vieja chistera
tú me mirabas y oyéndome tararear el Canon ,saqué un
gran arco iris ,para ti .Sangraron mis manos sosteniendo ese
último rayo carmesí y de puntillas frente a ti saqué ese eterno
ramo de rosas ,rosas rojas ,casi negras y mi geografía se desvaneció.
Te di tiempo para el recuerdo y huí silenciosa detrás del Elefante rosa-

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.